¿Cómo afecta el estrés a nuestro peso corporal?

Dejar un comentario

El estrés, como veremos a continuación puede llegar a ser una pesadilla para alcanzar nuestros objetivos puesto que, existen tanto casos en los que el estrés lleva a un sobrepeso, como casos en los que el estrés lleva a una pérdida de peso involuntaria.


como el estres nos puedes hacer perder o ganar peso de forma involuntaria

¿Por qué afecta tanto el estrés al peso corporal?


Es un tema complejo pero intentaré resumirlo de la forma más simple posible.

La respuesta la encontramos en las hormonas, concretamente en la adrenalina y el cortisol las cuales podríamos denominar las hormonas del estrés.

El aumento de estas hormonas, se traduce en:

►Respiración más rápida y aumento de la frecuencia cardíaca.

Insomnio.

►Nerviosismo.

Frena el movimiento intestinal y alteraciones en la digestión.

►Aumento de la glucosa en sangre.

►Alteraciones en el metabolismo.

Quizás visto así no parezca que pueda afectar demasiado pero, todo afecta en mayor o menor medida. Aun así, vamos a ver en detalle dos puntos de la lista.

Frena el movimiento intestinal y produce alteraciones en la digestión y produce alteraciones en el metabolismo

Para que se entienda más fácilmente, estas hormonas "reparten la energía" y ante situaciones de estrés o peligro, restringen el uso de energía en el aparato digestivo lo que a su vez, disminuye la producción de enzimas digestivas y la asimilación de minerales y vitaminas. Estas a su vez, pueden afectar al metabolismo.

Si se produce una alteración en el metabolismo, claramente las necesidades cambiarán en mayor o menos medida y por tanto, si comemos igual que siempre aumentaremos o disminuiremos nuestro peso corporal.

¿Por qué unos ganan peso y otros lo pierden?

El aumento de estas hormonas puede aumentar temporalmente el metabolismo, por lo que, si llevamos una dieta normocalórica, probablemente perdamos peso.

Por otro lado, con una dieta ligeramente hipercalórica, es probable que no consigamos aumentarlo y nos quedemos en el mismo peso aún comiendo de más.

"Esto es algo que comentaba con un amigo ya que, aún estando con una dieta hipercalórica, no daba subido de peso cuando hasta ese momento iba a buen ritmo. El único cambio, el estrés."

Ahora bien, el aumento del nivel de estas hormonas y dependiendo de la persona, nos hará perder el apetito o refugiarnos en la comida. Con lo primero está claro que se perderá peso pero, si se refugian en la comida y teniendo en cuenta que el cortisol es responsable de acumular grasa en la zona del abdomen para ser utilizada como energía más tarde. En ese caso, las ganancias de peso (grasa) serán notables.

Esa es la única diferencia entre las personas que pierden peso y las que lo ganan ante una misma situación de estrés, la forma de afrontarlo.

Como lo solucionamos

La respuesta más sencilla sería decir, elimina ese estrés, pero yo no estoy aquí para decir como evitar el estrés. Sin embargo, si te preocupa tu peso, si se puede hacer algo a pesar de esta situación.

Dependiendo de tu objetivo (subir, bajar o mantener tu peso), tendrás que actuar de forma diferente:

►Si quieres mantener tu peso y ves que ante esa situación eres una persona propensa a perder o a ganar peso, simplemente aumenta o reduce ligeramente la ingesta calórica hasta lograr una estabilidad.

►Si quieres perder peso pero te refugias en la comida, lamentablemente no le puedes hacer nada. Tendrás que buscar otra alternativa a la comida para aliviar ese estrés.

►Si quieres ganar peso pero durante ese tiempo eres incapaz pese a estar con una dieta hipercalórica, estás de suerte, puede aumentar todavía más la ingesta calórica.

Ahora bien, pasada esa situación, el nivel de estas hormonas volverá a la normalidad, así que recordad volver a ajustar las cantidades de comida para no sabotear vuestros objetivos.

0 comentarios:

Publicar un comentario