Ejercicios | ¿De pie o sentados?

Dejar un comentario

Como muchos sabréis, existen gran variedad de ejercicios que se pueden realizar tanto de pie como sentados.

Qué es mejor... ¿press militar de pie o sentado?, ¿elevaciones laterales de pie o sentado?, ¿curl de bíceps de pie o sentado?... 
Al igual que estos ejercicios existen otros que muchas veces se utilizan como si fuesen ejercicios distintos aunque básicamente, son lo mismo de pie que sentados. En la mayoría de los casos, la única diferencia que existe, es la activación de los músculos fijadores de la postura y la carga sobre la columna vertebral, sobretodo la zona lumbar.

Ejercicios

Diferencias al realizar los ejercicios de pie o sentados

  1. Activación del músculo a trabajar
  2. Dificultad
  3. Fijadores de la postura
  4. Carga sobre la espalda
Activación del músculo que queremos trabajar

Como ya dije antes, en la mayoría de los casos, se realizan dentro de una misma sesión como si fuesen ejercicios diferentes, pensando que el trabajo es distinto, pero realmente no lo es. Realizando un press militar, el trabajo en la musculatura de los hombros es "igual" realizándolo de pie o sentado.

Digo "igual" porque quizás este trabajo puede ser algo mayor si lo realizamos sentado ya que evitamos realizar "movimientos trampa" con el cuerpo, pero eso no es un problema del ejercicio, si no de la técnica. Con una técnica correcta, es exactamente lo mismo si lo que buscamos es trabajar ese grupo muscular.

Dificultad de los ejercicios

Por lo general, se tiende a realizar los ejercicios sentados porque resulta más sencillo. Simplemente tienes que sentarte y realizar el ejercicio, sin preocuparte por la posición de tus rodillas o espalda, lo que para muchos resulta realmente complicado.

Activación de los músculos fijadores de la postura

Realizando ejercicios sentados, esta activación es prácticamente nula, por lo que a la larga, nuestros músculos fijadores, sobretodo el core, serán más débiles de lo que deberías ser ya que evitas que realicen su trabajo. Esto mismo ocurre al utilizar un cinturón lumbar por lo que, a no ser que sea estrictamente necesario para realizar un ejercicio (sentadillas, peso muerto, buenos días...) no lo utilices.

Por el contrario realizando el ejercicio de pie, nuestros fijadores de la postura tienen una gran importancia y gracias a esto, además de trabajar (en el caso anterior el hombro), activamos toda esta musculatura que actúa para fijar y corregir nuestra postura, fortaleciéndola y tonificándola.

Por poner un ejemplo de la utilidad que esto tiene, si queremos tener unos buenos abdominales, no llega con trabajar de forma aislada nuestro abdomen, es muy importante realizar ejercicios en los que actúe como fijador ya que su activación es muy grande.
Un ejemplo más práctico, sería recoger objetos pesados del suelo, si tenemos estos músculos trabajados, evitaremos dolores y lesiones de espalda.

Carga sobre la espalda

Muchos piensan que realizando los ejercicios sentados, la carga que soporta nuestra espalda es menor, pero esto tampoco es así. Cuando realizamos un ejercicio sentado, la carga que soporta nuestra espalda es significativamente mayor que realizándolo de pie, sobretodo si la técnica es incorrecta, por lo que ni la carga es menor ni es más seguro.

Conclusiones

Desde mi punto de vista, cualquier ejercicio que podamos realizar de ambas formas, va a ser igual cuando trabajamos un músculo específico pero, también es cierto que a no ser que exista algún tipo de lesión que nos lo impida, no existe ningún otro motivo para no realizar todos los ejercicios de pie, puesto que los beneficios serán mucho mayores.

0 comentarios:

Publicar un comentario