¿En qué consite contratar a un entrenador personal?

Dejar un comentario
Como ya sois varios los que me preguntasteis en que consiste realmente contratar un entrenador personal, en esta entrada explicaré todo el proceso que se sigue desde que una persona contacta con un entrenador hasta que se inicia la primera sesión de entrenamiento y, cuales son las mayores ventajas que tiene contratar los servicios de un entrenador personal.

Las ventajas de contratar un entrenador personal son varias, pero desde mi punto de vista, la mayor de ellas y la razón por la que en caso de ser posible, recomendaría contratarlo es que a diferencia de los monitores que puedes encontrar en las salas de musculación, un entrenador personal va a estar contigo durante toda la sesión, ayudándote y explicándote todos y cada uno de los ejercicios. Además de esto, el programa de entrenamiento y nutrición está preparado exclusivamente para ti, de forma que consigas alcanzar tus objetivos en el menor tiempo posible.

Si finalmente decides contratar los servicios de un entrenador, quizás te interese saber, que un verdadero profesional seguirá los siguientes pasos.

1.- Lo primero que se hace en cuanto alguien contacta con un entrenador, no es ir al gimnasio y empezar a entrenar como puede ser cuando vas a un gimnasio y le pides al monitor que de diga unos cuanto ejercicios. Cuando llamas a un entrenador personal, primero se concierta una entrevista donde simplemente os conocéis y habláis un poco sobre los objetivos a alcanzar.
En esta primera entrevista los entrenadores nos podemos hacer una idea tanto de la predisposición de cada cliente ante el ejercicio físico y más importante aún, si va a ser posible atender a ese cliente ya que, por ejemplo, si me dicen que quieren perder 15 Kg en un mes, personalmente yo diría directamente que no y que se busquen a otro, ya que ni es un objetivo realista, ni es saludable por lo que es una tontería firmar un acuerdo sabiendo que no va a ser posible lograrlo.
2.- Una vez realizada la primera entrevista, se entrega un contrato donde tanto el entrenador como tú, el cliente, os comprometéis durante un periodo de tiempo a cumplir con lo acordado.

Imagínate que contratas dos sesiones semanales durante 3 meses con tu entrenador para conseguir cierto objetivo pero espera, ¿va a ser esto suficiente para alcanzarlo? 
Probablemente no, de ahí que no solo el entrenador se comprometa a proporcionarte sus servicios si no que tú, como cliente también tendrás tus obligaciones. 
Seguramente, acuerdes tener dos entrenamientos personales a la semana, pero también tendrás que entrenar por tu cuenta siguiendo el programa que te dio tu entrenador y muy probablemente, seguir una dieta planteada por un nutricionista.
De esta forma, los entrenadores nos cubrimos las espaldas ya que imagínate que alguien quiere conseguir su objetivo pero no cumple luego con su parte y el entrenador si. De esta forma, cuando nos digan, "yo te contraté para esto y no lo conseguí", podremos defendernos diciendo simplemente, "tú te comprometiste a seguir el programa y no lo hiciste".
3.- Cuando el contrato está firmado, se entregará un informe sobre tu salud para rellenar y firmar. De esta forma, el programa será más preciso y personalizado y en caso de que suceda algo, poder estar preparados. Por otro lado, también es otra forma de cubrirse las espaldas, ya que si el cliente no quiere indicar que sufre cierta enfermedad y en el programa existe algo contraindicado y te lesionas o algo peor, la culpa será de dicho cliente por no informar al entrenador.
Realmente, creo que es algo necesario y que interesa a ambas partes ya que nosotros evitaremos posibles denuncias y el cliente se curará en salud para que no le pase nada y alcanzar su objetivo en el tiempo previsto.
4.- ¿Y ahora qué, a entrenar? Pues todavía no, antes de comenzar con los entrenamientos, se realizarán mediciones antropométricas distintas pruebas físicas para saber cual es el estado de forma de cada cliente y para esto, se entregará un consentimiento informado que deberá firmar, que no es nada más que una hoja donde se explica cada prueba, el porque de esa prueba y que posibles peligros puede tener, ya que aunque nunca pase nada, queda la posibilidad de que a alguien le suceda algo y denuncie al entrenador.

5.- Con esto termina el papeleo y el entrenador preparará un programa de entrenamiento que se ajuste a tus necesidades para empezar a entrenar y, aunque parezcan muchas cosas, realmente son unas cuantas hojas que en caso de estar dispuestos, el mismo día de la entrevista se puede dejar solucionado.

Pues bueno, en esto consiste básicamente contratar a un entrenador personal y, si te encuentras con uno que no siga ni de cerca los pasos anteriores y te mande a entrenar el primer día, quizás deberías plantearte buscar a otro ya que posiblemente, no sepa demasiado bien lo que está haciendo.

Espero haber resuelto las dudas que tenías y dentro de poco, responderé también a varias peticiones para explicar en que consisten los programas de entrenamiento personalizados poniendo algún ejemplo.

0 comentarios:

Publicar un comentario