Cremas reductoras | El negocio perfecto

Dejar un comentario
crema

En esta entrada quiero hablar sobre un tema, que para muchos se convirtió en un negocio perfecto aprovechándose del deseo y desesperación de la gente por perder esos kilos de más.

Este negocio es el de las cremas reductoras, que está cada vez más de moda y es cada vez más la gente que se gasta cantidades bastante elevadas de dinero por un producto que no va a cumplir lo que promete.



Personalmente me llaman mucho la atención los testimonios, supuestamente verdaderos, que aparecen en las páginas web de estos productos o anuncios de televisión, en los que afirman cosas imposibles como son por ejemplo reducir 4 cm de cintura en 40 minutos o reducir X tallas de pantalón en solo 10 noches.

El catedrático Campillo, durante un congreso habló sobre este tipo de productos y dijo una frase con la que vais a entender perfectamente hasta donde son falsos todos esos testimonios y promesas.



"No sabemos el destino de esa grasa disuelta. Es dudoso que se elimine vía renal. Sólo cabe que se metabolice. Si así fuera, dado que cuando se queman las grasas se producen 9 kcal por gramo, se habrían liberado 4.000 kcal en 40 minutos. Y ello, indefectiblemente, habría aumentado la temperatura corporal en varios cientos de grados. Se habría fundido la persona al completo"

Como veis, estas cremas no pueden cumplir lo que prometen ya que en la mayoría de los casos, es físicamente imposible y simplemente buscan aprovecharse de la gente.  

Desde mi punto de vista, no creo que sirvan para adelgazar y aunque es cierto que yo las uso, mis fines son otros. 
Para empezar yo no me gastaría ni 50, ni 30, ni 10 euros en una crema de este tipo. Podéis encontrar en grandes almacenes exactamente lo mismo que en farmacias pero de marca blanca y por menos de 5 euros.
Yo las utilizo principalmente porque los efectos que tiene sobre la piel si que suelen ser los que indican y eso, es lo que yo busco y si por casualidad, es cierto que tiene algún efecto sobre la grasa, bienvenido sea aunque viendo los estudios existentes, dudo mucho que funcionen.

Así que ya sabéis, no os dejéis engañar por todas esas promesas imposibles de cumplir y antes de gastaros ese dinero, pagad la cuota de un gimnasio o compraos ropa para hacer deporte que eso, es lo que realmente os va a ayudar a perder peso.

0 comentarios:

Publicar un comentario