Como elegir un gimnasio

Dejar un comentario
gimnasios
Existen distintos tipos de gimnasios: El típico gimnasio del barrio, los municipales, los low cost...
En esta ocasión quiero daros algún consejo para escoger correctamente el gimnasio que más se adapta a vuestras necesidades.

¿Sois nuevos en esto del gimnasio o por el contrario tenéis experiencia y os desenvolvéis bien vosotros solos?

Para elegir el gimnasio que más se adapta a vosotros, es una pregunta que necesitáis responder.

Antes de nada voy a hablar brevemente sobre los tipos de gimnasios más comunes con los que os vais a encontrar.

Por lo general, el gimnasio de barrio, cuenta con un monitor con bastante experiencia o que se le da bien su trabajo, le gusta estar con las personas y ayuda en todo lo que puede. Tendrás ayuda siempre que lo necesites y aunque tu no lo sepas el monitor estará siempre pendiente de que hagas el ejercicio correctamente.
Dependiendo de como sea, puede tener el material justo o tener prácticamente de todo. 
El único inconveniente que puede llegar a tener es su precio, ya que por lo general resultan más caros que el resto. Para otros el material también es un problema, pero realmente no se necesitan 50 mil máquinas para conseguir cosas.

Los gimnasios low cost, son gimnasios con gran cantidad de metros cuadrados con todo el material imaginable y más. 
En estos gimnasios, el trato con el cliente es prácticamente nulo y verás al monitor ayudar o corregir a alguien un par de veces a la hora si Dios quiere. Por esos servicios, cobran a parte, por lo que conseguir una rutina personalizada, una dieta y alguien que te explique bien los ejercicios te costará bastante. 
Sus ventajas, son claramente el precio y la cantidad de material pero, por pagar menos os encontraréis con todos esos inconvenientes.

El gimnasio municipal, es una mezcla entre ambos, donde puedes encontrar precios asequibles o exageradamente caros para los servicios que ofrecen. Gran cantidad de material o 4 máquinas mal puestas. Un buen monitor o alguien puesto por el ayuntamiento y nunca mejor dicho. Es practicamente imposible saber lo que te vas a encontrar hasta que entras por la puerta.

Entonces, ¿con cuál me quedo?

Si eres nuevo en este mundo, escoge pagar más e ir a uno de barrio donde el monitor este pendiente de ti y se preocupe por tu salud, ya que cometerás errores y tendrás dudas en las que él te va a ayudar. El gimnasio es algo muy útil para mejorar la salud, pero también puede ser perjudicial si no sabéis lo que haces y en estos casos, merece la pena pagar algo más.

Si te ves capacitado para entrenar solo y llevar tu propia rutina, elige el low cost, ya que tendrás más material y será más barato que uno de barrio. En ellos tendrás espacio y entrenarás tranquilamente sin que nadie te moleste.

Por otro lado, si encuentras un gimnasio municipal a buen precio, con un buen monitor y material suficiente, personalmente esta sería mi elección ya que por el precio de un low cost, puedes conseguir todo lo que ofrece un gimnasio de barrio y, realmente no se necesita gran cantidad de material para entrenar. 

0 comentarios:

Publicar un comentario