Obesidad infantil #1

Dejar un comentario
Hoy quiero hablaros de un problema que cada vez se hace más notable en esta sociedad, la obesidad infantil. Como todos sabéis, este es un gran problema sobretodo en países desarrollados debido principalmente a que los niños pasan horas y horas delante de la televisión, consola, ordenador… y para agravar más el problema los padres les dan de comer prácticamente todo lo que al niño se le antoje para que no se enfade o como premio por portarse bien.


Partiendo de la base de que los niños de los que hablo, tienen edades entre 4 y 12 años voy a dar una breve opinión y algunos consejos desde el punto de vista de la alimentación.


Creéis que esto beneficia en algo a los niños? Yo creo que no, pueden llegar a desarrollar enfermedades debido a este sobrepeso y yendo un poco más allá, la mayoría de ellos cuando llegan a la pubertad se sienten acomplejados por su cuerpo. Con esto se consigue que a esa edad algunos comiencen a sufrir trastornos alimenticios, muchas veces condicionados por la presión social.


obesidad infantil.jpg
Me gustaría que si alguna persona que tiene al cuidado a algún niño y lee esto, reflexione un poco. Es con la salud de tu hijo, nieto, sobrino... de lo que estamos hablando, desde mi punto de vista es mejor que se enfade 50 veces en un día, se acostumbre y cree buenos hábitos de cara al futuro a que luego tengamos que pensar porque no hicimos mejor las cosas.


A mi, personalmente no me parece justa esta situación, son los adultos los que tienen que preocuparse de la salud del niño ya que el no tiene la capacidad para decidir lo que es bueno o malo para él ni sus consecuencias. Así que es importante que vaya adquiriendo buenos hábitos alimenticios, introduciéndole las diferentes variedades de alimentos y acostumbrándole a los diferentes gustos y sabores con el fin de obtener una alimentación saludable.


Para cubrir las necesidades energéticas del niño, la distribución de las kcal/día debe ser la siguiente: un 20% en el desayuno, un 10-15% a media mañana, un 30% en el almuerzo, un 10-15% en la merienda y un 25% en la cena.

Ahora, quiero dar algunas recomendaciones o consejos para los que tengan a algún niño a su cuidado


  • Dieta variada y equilibrada
  • Regularidad horaria en las comidas
  • Textura adecuada de los alimentos
  • Raciones pequeñas
  • Medio litro de lácteos al día
  • Vajilla manejable
  • Da ejemplo a tus hijos comiendo cada día leche, verdura, fruta y bebiendo agua.
  • Si el niño come en la escuela, es bueno conocer los menús con el fin de complementarlos correctamente en casa cada día.
  • Procura un ambiente relajado durante las comidas, sin peleas, ni tensiones.
  • Evita que el niño coma deprisa y acostúmbrale a masticar poco a poco.
  • Evita la TV u otros elementos que puedan distraer al niño en las horas de las comidas.
  • Deje que el niño le ayude a preparar las comidas.


Siguiendo alguno de estos consejos, puedes conseguir que las comidas sean más tranquilas y que el niño cree, como ya he dicho antes unos buenos hábitos alimenticios de cara al futuro.


Ya estoy preparando un post sobre como ayudar a los niños a luchar contra la obesidad desde el punto de vista deportivo, con algún que otro consejo para los padres o tutores y pondré en duda lo que siempre se dijo, Los niños si hacen pesas se quedan pequeños”, ¿verdad o mentira? Ir dando vuestra opinión, a ver cuantos de vosotros acertais.

0 comentarios:

Publicar un comentario