El ejercicio en personas mayores

Dejar un comentario
En esta ocasión voy a hablaros sobre como el entrenamiento de fuerza puede ayudar a las personas mayores de 50 años, proporcionando grandes beneficios para su salud.

gimnasiopersonamayor.jpg
Como todos sabréis el entrenamiento cardiovascular en personas mayores ayuda a aumentar el consumo calórico que tiene como consecuencia la pérdida de peso que a su vez reduce el riesgo de hipertensión, diabetes tipo II, obesidad, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares… pero qué efectos tiene el entrenamiento resistido o de fuerza?



  • Reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular de dos maneras:

    • Disminuye la frecuencia cardíaca en reposo y la tensión arterial tanto diastólica como sistólica.
    • Mejora los lipogramas. ¿Qué significa esto? El entrenamiento resistido reduce los niveles de colesterol ligado a lipoproteínas de baja densidad (LDL).


  • Diversos estudios demostraron que con este entrenamiento se puede evitar la osteoporosis e incluso invertirla ya que el contenido óseo puede aumentar con el entrenamiento resistido.


  • Reduce el riesgo de diabetes tipo II. Se ha demostrado que mejora la respuesta a la insulina, mejora el control glucémico y aumenta la utilización de la glucosa, siendo esta captada en mayor cantidad por los músculos.

  • Fortalecer la zona lumbar puede aliviar o incluso prevenir la lumbalgia, mejorando la función musculo-esquelética  y reduciendo el riesgo de lesiones o degeneración estructural.

  • Hay una estrecha relación entre los músculos y la artritis. Unos músculos más fuertes mejoran la función articular y reducen el malestar artrítico y el dolor.

  • El entrenamiento resistido, es el único que puede ayudar a mantener el músculo y el metabolismo durante la vejez, previniendo la pérdida de masa muscular asociada a la edad (sarcopenia).

0 comentarios:

Publicar un comentario