El cinturón lumbar

Dejar un comentario
Hola a todos, quiero hablaros de algo muy común en las salas de musculación, el cinturón lumbar.

Cuántos de vosotros veis este objeto diariamente en los gimnasios? Cuántos de vosotros lo usáis?

Yo, personalmente lo uso y os lo recomiendo a todos vosotros ya que es muy eficaz para evitar posibles lesiones. Pero el verdadero motivo de que escriba esto, es porque cada día veo a todo tipo de gente usarlo de forma indiscriminada para cualquier ejercicio, lo que puede traer más problemas que beneficios. Por este motivo quiero compartir esto con vosotros y que si sois de los que lo usáis de una forma indiscriminada, corrijáis las malas costumbres para evitar futuros problemas.

Para comprenderlo es necesario saber su función principal que no es otra que reforzar nuestra zona lumbar, dándonos mayor estabilidad en el tronco cuando realizamos levantamientos pesados. Usar cinturón aumenta la presión intra-abdominal, reduciendo las fuerzas compresivas que soportan los discos vertebrales y por tanto, reduciendo el riesgo de lesiones lumbares.

Entonces por qué puede ser malo su uso?

Nuestro cuerpo, tiene mecanismos para realizar ese mismo trabajo, nuestros abdominales y zona lumbar, junto con los músculos de la caja torácica.. Mediante la maniobra de Valsalva, que no es otra cosa que aguantar el aire mientras se realiza la parte concéntrica de la repetición (vamos que cuando hacemos fuerza para mover un peso), conseguimos el mismo efecto que utilizando el cinturón.
Con el cinturón reducimos el trabajo que realizan nuestros estabilizadores del tronco, por lo que reducimos su desarrollo por falta de trabajo y el día que no tengamos el cinturón seguramente tengamos problemas.

Según lo que acabo de aprender, en que momento es bueno usar el cinturón?

Se recomienda el uso del cinturón en caso de lesiones que así lo requieran y nos lo indique nuestro médico o entrenador. Si ese no es nuestro caso y estamos completamente sanos, el cinturón es necesario utilizarlo solo cuando se realicen ejercicios con base en el suelo, con cargas máximas o submáximas y pongan en tensión la región lumbar. Un ejemplo puede ser las sentadillas, zancadas, press de hombros en bipedestación, peso muerto, elevación de talones...
Su uso se desaconseja para todos los demás ejercicios en donde la carga no recaiga sobre el tronco, aunque la zona lumbar este sometida a tensión.


0 comentarios:

Publicar un comentario